louderthanvideo.png

El nuevo disco de Pink Floyd es casi completamente instrumental: las letras no aparecen hasta el último track, «Louder Than Words«, una reflexión sobre los 50 años de carrera del grupo, escrita por Polly Samson, la esposa de David Gilmour, quien se expresó sobre la pieza,

«Sus palabras realmente calaron hondo en la banda, ciertamente cuando se trataba de Rick [Wright] y yo, hablábamos mejor a través de nuestros instrumentos musicales».

El director Po Powell filmó la mayoría del material que compone el video cerca de lo que queda del Mar Aral, en la frontera entre Kazakhstan and Uzbekistan. Tuvo la idea al ver una foto de barcos en la arena donde antes hubo un río. Sobre el proceso, el director comentó:

«Es la imagen más surreal que vi en la vida.  Un poderoso ejemplo del mal manejo humano y uno de los más grandes desastres ambientales… el río se ha disminuido a un 10% de su tamaño original, destruyendo la industria de la pesca y pueblos enteros».

Lo remoto de la locación representó dificultades, explicó Powell:

«Es un viaje que duró unas 18 horas. Las naves están a dos horas en automóvil por rutas muy difíciles, labradas en el fondo de lo que antes era mar. El clima era complicado, con nieves en algunos momentos, temperaturas bajo cero y vientos helados. ¡Exactamente lo que no necesitas! Sin embargo, el sol brillaba unas cuantas horas cada día y filmamos como si nuestras vidas dependieran de ello».

¿El resultado final? Una joya increíble. Mírenla por acá:


louderthan89.jpeg