El día de ayer, Dave Grohl estrenó Play, su nuevo documental, y tercer metraje que Grohl dirige tras Sound City (2013) y Sonic Highways (2014).

El film tiene como objetivo principal, proyectar la forma en que un músico siempre está búsqueda de sonidos o técnicas nuevas, sin importar si recientemente se acercó a un instrumento, o si ha estado explorándolo durante muchos años.

Para la realización del film, Dave se acercó a la escuela de música Join The Band en San Fernando Valley, para conectar con jóvenes que apenas inician un camino en el conocimiento de la interpretación. De estas entrevistas e intercambios, el líder de los Foo Fighters deduce que los desafíos a los que se enfrentan cotidianamente, son muy similares a los de un rockero de talla mundial.

«Como cualquier niño, la recompensa es jugar», expresó Dave acerca del resultado del proyecto.

Por acá pueden verlo:

Vía CoS.