beckmartin.png

En una ceremonia que se pasó de larga y aburrida, mi punto favorito fue ver a estos dos grandes de la música alternativa juntos en tarima por vez primera.

Se trató de Beck Hansen, ganador de Álbum del Año, junto Chris Martin, frontman de Coldplay, quienes se unieron para una hermosa interpretación de «Heart is a Drum«, parte del disco Morning Phase, de Beck.

El mejor álbum fue anunciado por Prince, y Kanye West subió bromistamente al escenario para interrumpir a Beck.

Mirá la presentación por acá:

Vía CoS.