inarritu.jpg

La 88va entrega de los Premios de la Academia tomó lugar anoche en el Dolby Theatre de Hollywood, California. 

Spotlight, película que recreó la investigación llevada a cabo por el Boston Globe para destapar abusos de pedofilia en la Iglesia Católica, se llevó una única la estatuilla, si bien más importante: Mejor Película. 

The Revenant no alcanzó ese galardón, pero de todos modos obtuvo tres importantes: Leonardo DiCaprio finalmente se llevó el premio a Mejor Actor (luego de 6 nominaciones), mientras que los mexicanos Alejandro G. Iñárritu y Emmanuel «Chivo» Lubezki, fueron galardonados como Mejor Director y Mejor Cinematografía, respectivamente.

Acá hacemos la pausa para destacar el trabajo de estas dos luminarias del cine latinoamericano y mundial. Iñárritu, quien desde su primer largometraje (Amores Perros, 2000), ya se notaba que traía una propuesta que daría de qué hablar, ganó su primer Oscar el año pasado con Birdman. Este año repite, convirtiéndose el tercer año consecutivo en el que un latinoamericano se lleva este premio (2014 fue para Alfonso Cuarón con Gravity). Curiosamente, la Academia lleva 4 años seguidios premiando directores no estadounidenses (2013 fue Ang Lee por Life of Pi).

Y si de seguidillas cósmicas se tratan, ¿qué me dicen de Emmanuel Lubezki? El director de fotografía lleva 3 años seguidos subiendo al podio a reclamar estatuillas, la primera de ellas fue de la mano de Cuarón con Gravity, las otras dos junto a Iñárritu en Birdman y ahora con The Revenant. Algunos conocedores del audiovisual han llegado a nombrarle como uno de los mejores cinematógrafos de todos los tiempos. El chilango ha trabajado con directores de la talla de Martin Scorcese, Joel & Ethan Coen, Terrence Malick y Michael Mann.

Sorpréndanse con el ‘reel’ del gran Chivo:

En una categoría mucho más discreta pero con una competencia igual de fuerte (Pixar estaba entre los nominados, por ejemplo), Chile se elevó con el primer Oscar en su historia. No se trató de un largo de ficción o un documental sino de un cortometraje animado de nombre Historia de Un Oso (Bear Story). Inspirado en eventos vividos durante la dictadura de Augusto Pinochet, el corto fue dirigido por Gabriel Osorio y producido por Pato Escala

Pueden verlo en su totalidad por acá:

Aunque le hicimos la fuerza y cruzamos dedos, a Colombia no le alcanzó para hacerse de la estatuilla dorada por Embrace of the Serpent, la primera cinta cafetera que es nominada al Oscar en la historia de los premios. Dirigida por Ciro Guerra, la película participó en la categoría Mejor Filme de Habla Extranjera junto a propuestas de Francia, Jordania, Dinamarca y Hungría, que se terminó llevando el pelón dorado a casa con Son of Saul.

Dato adicional: de Latinoamérica, solo dos películas se han ganado el Oscar en esta categoría en el pasado: El secreto de sus ojos (2010) e Historia Oficial (1985), ambas argentinas.

Miren el trailer de Embrace of the Serpent aquí:

inarritu.jpg