Roger Waters ha regrabado en su totalidad el legendario disco de Pink Floyd: Dark Side Of The Moon, según ha revelado en una entrevista con The Telegraph publicada ayer. El lanzamiento está previsto para el mes de mayo.

 

Esta nueva versión se habría grabado durante los últimos meses en secreto sin la participación o conocimiento de sus ex compañeros David Gilmour y Nick Mason. Waters solo habría contado con su colaborador y músico de directo Gus Seyffert y su novia, la cantante Bedouine, así como de un cura baptista que habría tocado el órgano.

 

Preguntado sobre qué le ha llevado a hacerlo ha comentado que es «porque no hay suficiente gente que entienda de qué trata, lo que estaba contado entonces», y se ha mostrado vehemente sobre la posible reacción del resto de Pink Floyd. «Yo escribí ‘The Dark Side Of The Moon’. Vamos a acabar con este rollo de ‘nosotros’. Por supuesto éramos una banda, éramos cuatro, todos contribuimos, pero es mi proyecto y yo lo escribí. Así que… ¡blah!».

 

Curiosamente, en los créditos del disco original, Waters solo aparece como único compositor en tres de sus diez canciones (‘Money’, ‘Brain Damage’ y ‘Eclipse’), y ni siquiera consta en cinco de ellas.

 

Roger se prepara para su gira «This Is Not A Drill«, a iniciarse en marzo próximo.