tumbaFB.png

Cuando un usuario de Facebook muere, su página se convierte en un memorial, congelado en el tiempo. Ahora, los miembros de la red social pueden designar a alguien que administre sus cuentas póstumamente, declaró hoy Facebook.

Según reporta BuzzFeed, la persona designada se llama un «contacto de legado» (legacy contact) y podrá hacer cosas como escribir un post memorial en la página del fallecido, responder a peticiones de amistad (?) y actualizar la foto de perfil del difunto (???).

Adicionalmente, el contacto podrá descargar un archivo de la persona con fotos, posts e información de perfil, así como añadir una nota en la parte superior que diga «recordando», pero no podrá ver los mensajes privados del desaparecido (ah di, gracias).

Actualmente, el servicio está disponible únicamente en los Estados Unidos. Los contactos de legado aún no pueden borrar fotos embarazosas, editar publicaciones escritas por el fallecido o borrar la cuenta por completo, pues son políticas que según la vocera Jodi Seth dijo a The Wallstreet Journal, «tomó mucho tiempo pensarlas». Decidieron no dar estos privilegios pues poder curar la página de la persona «podría añadir una sobrecarga emocional a la pérdida».

Anteriormente, Facebook congelaba por completo las cuentas de los miembros que morían, lo cual agravió a familiares o amigos que querían tener acceso a la página del difunto.

Si un usuario no elige un contacto para estos fines, Facebook congelará la cuenta de la persona, dejando todo como estaba, lo cual se llama «memorialización». Los anuncios no se muestran en estas páginas (ehm, gracias de nuevo).

Google fue el primer servicio en permitir «herederos digitales» en 2013, llamándolos adminsitradores de cuentas inactivas, los cuales pueden tener acceso al Gmail o el almacenamiento en la nube de un usuario desaparecido.

Ojo al detalle: En Facebook, una vez que el «heredero» es elegido, éste no puede transferir su responsabilidad a alguien más. Así que habrá que elegir sabiamente.

Vía BuzzFeed.

tumbaFB.png