moz.jpg

El ex cantante de The Smiths ha estado en el hospital en varias ocasiones durante los últimos 18 meses y ahora ha confirmado que los doctores han estado tratando un tejido canceroso en su cuerpo. 

A pesar del diagnóstico, el artista de 55 años insiste que no le tiene miedo a la muerte y lo acepta como algo que nos pasa a todos. 

Aunque no ha revelado qué tipo de cáncer se trata Morrissey le dijo al diario español El Mundo,

«Ya han raspado tejidos cancerosos cuatro veces, pero lo que sea… Si muero, pues que muera. Y sino, pues no. Ahora mismo me siento bien. Me doy cuenta que en algunas fotos no me veo tan saludable, pero eso es lo que hace una enfermedad. No me voy a preocupar por eso. Descansaré cuando muera».

Los problemas de salud de Morrissey incluyen una úlcera sangrante a inicios del 2013, un episodio doble de neumonía en marzo de ese año, intoxicación por alimentos en julio y una infección respiratoria en junio del 2014 la cual le obligó a cancelar su tour por los Estados Unidos.

El cantante de «Irish Blood, English Heart» también confesó estar en una edad en la que debió haber parado de hacer música y piensa que podría retirarse de la composición y las presentaciones en vivo una vez que haya terminado su primera novela.

Moz, quien fue separado de Harvest Records poco tiempo después de lanzar su décimo álbum de estudio, World Peace Is None Of Your Business, dijo:

«Estoy en una edad donde uno no debería de hacer más música. Muchos de los compositores de música clásica murieron a los 34 años. Yo todavía estoy aquí y nadie sabe qué hacer conmigo. La audiencia que tengo es muy joven, lo cual me hace pensar que las canciones de The Smiths, al igual que lo fueron las de The Ramones, son más significativas ahora que antes».

Mi novela está progresando bastante bien, pero sería presuntuoso de mi parte hablar de algo que aún nohe finalizado. Probablemente se publique el próximo año y con suerte, pueda dejar de cantar para siempre».

Desde acá esperamos que ese no sea el caso, pero más importante de todo, le deseamos la más pronta y permanente recuperación al astro inglés. Orgullo de Manchester.

Hay una luz que nunca se apaga.

Fuente: The Mirror UK.

moz2.jpg