kanyetaylor.png

Después de más de 5 años, Kanye West y Taylor Swift hicieron las pases.

Como lo recordarán, Kanye interrumpió de manera infame a Taylor en los MTV VMAs del 2009 luego de que ella ganó Mejor Video Femenino sobre beyonce.

El incidente tuvo serias repercusiones para ambos artistas: Luego de que su tour con Lady Gaga fuera cancelado, Kanye entró en depresión, se mudó a Asia y Europa, etapa que culminó en su disco My Beautiful Dark Twisted Fantasy. Taylor, por su parte, ascendió al super estrellato del pop.

Casi seis años después, ambos artistas se dieron la mano en público por primera vez. Sin embargo, no serían los Grammys sin una poca de controversia, y Kanye no pudo evitar hacer «el Kanye». 

Luego de que Beck fue anunciado como ganador de Álbum del Año, West subió a tarima como si fuese a interrumpir el gran momento del cantautor. No le arrebató el micrófono, solo lo saludó, se volvió a la audiencia y sonrió.

Por su parte, la reacción de Beyoncé y Jay-Z en el mismo momento fue memorable:

Según se reveló después del show, Kanye sí estuvo molesto por el gane de Beck. Hablando a E! News, el rapero explicó por qué Beyoncé tuvo que haber ganado:

«Si quieren que los artistas verdaderos continúen regresando, tienen que dejar de jugar con nosotros. Beck necesita respetar el arte y debió haber dado su premio a Beyoncé. Para este punto, ¡estamos cansados de esto! Por que lo que sucede es que el arte sigue disminuyendo y se le da una bofetada a la gente luego que entregan grandes obras musicales.

Es irrespetuoso a la inspiración. Nosotros como músicos debemos de inspirar a la gente a trabajar cada día, y ellos escuchan a Beyoncé y sienten que los lleva a otro lugar. Hacen estos eventos promocionales y ponen la música sobre el discurso de alguien más, un artista, por que quieren promoción comercial.

No, no vamos a jugar más con ellos. Tengo a mi esposa, tengo a mi hija, tengo mi línea de ropa, así que no voy a hacer nada para poner a mi hija en riesgo. Estoy aquí para luchar por la creatividad. Esa es la razón por la que no dije nada esta noche».

Yo no sé ustedes, pero no entendí ni la mitad de lo que el buen K.W. trató de decir ahí.

Por su parte, Beck respondió como un titán a los comentarios de Kanye. Dijo no estar molesto por ellos. Sobre la movida de West, declaró a US Weekly:

«Me emocioné mucho de verlo subir. Él merece estar en el escenario tanto como cualquier otro. ¿Cuántos grandes discos ha sacado en los últimos cinco años?»

Al preguntársele si Beyoncé debió ganar, Beck respondió:

«Absolutamente. Yo creí que ella iba a ganar. Vamos, ¡es Beyoncé!»

Vía CoS.