El gobierno del Reino Unido presentó un plan para regresar a «la normalidad» a partir del mes de junio. Eso contempla la posibilidad de levantar las restricciones para los festivales de música.

Uno de los que regresa es el Reading and Leeds, el cual tendrá lugar a finales de agosto.

Liam Gallagher, Stormzy, Queens of the Stone Age, Two Door Cinema Club y Post Malone encabezan el cartel de este año.

 

 

Live Nation colocó 100.000 entradas a la venta, de las cuales, todas se agotaron al final de la semana, según Music Business Worldwide. Similar ocurrió con el evento Creamfields, especializado en música dance, el cual vendió cerca de 70 mil pases en menos de 48 horas. Este último se desarrollará en la última semana de agosto.

Pero no todo son buenas noticias. En España, el festival Primavera Sound anunció el martes que no bailarán hasta el verano del 2022 por causas de fuerza mayor.

 

Incertidumbre en América

 

Las noticias del Reino Unido despertaron el debate en las principales ciudades norteamericanas.

Ante diversas consultas de medios y representantes de la industria musical, la oficina de la alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, emitió un comunicado de prensa esta semana, en el que indican que: “Si bien no estamos planeando formalmente ni permitiendo eventos en este momento, nuestros indicadores COVID-19 continúan en una tendencia hacia la dirección correcta y esperamos que algunos eventos puedan ser posibles a finales de este año.»

Entre estos podrían estar el Loolapalooza y Pitchfork Festival; sin embargo, en ambos casos, no han anunciado un cartel para el 2021 ni tampoco han desechado la idea de hacerlo.

Por su lado, el Coachella anunció esta semana que definitivamente no habrá festival este año.

En el caso de Riot Fest y Autin City Limits, mantienen sus fechas confirmadas para setiembre y octubre respectivamente.  y septiembre respectivamente.  El primero se encabeza por The Smashing Pumpkings, Run The Jewels, Pixies, My Chemical Romance y Taking Back Sunday, mientras el segundo no ha dado a conocer su cartel.

 

¿Y Costa Rica?

Dado por hecho que en marzo y abril no habrá conciertos masivos, la temporada no arrancaría de nuevo hasta noviembre del 2021.

Al momento el aforo permitido es hasta 300 personas y no hay ningún evento confirmado, sin embargo, algunos productores barajan fichas para finales de año.

Este jueves, organizadores de eventos y festivales se manifiestan en San José. Piden trabajo tras 365 días sin opción de laborar. Según Elias Arias, presidente de Caproevent, el aforo permitido les impide organizar eventos de mayor calibre y contratar más personal.