instrument.jpg

Los instrumentos musicales parecen haber llegado al límite de su desarrollo, sin embargo, mentes creativas todavía inventan nuevas opciones. Disney Research ha convertido plantas en instrumentos, apps permiten que los teclados sean instrumentos y hasta Björk inventó uno nuevo. Ahora, Artiphon, compañía basada en Nashville, ha creado uno que les gana a los demás por una razón: se puede convertir en cualquiera de ellos.

El Instrument 1 debutó la semana pasada en Kickstarter y en cinco horas y 23 minutos ya había alcanzado su meta de $75,000. Actualmente, más de 1100 donantes han disparado la recolecta a más de $415,000. Lo que hizo que el aparato fuera tan atractivo fue la afirmación de que puede hacer cualquier sonido imaginable. Eso no es una hipérbole; la infinita compatibilidad y customización del Instrument 1 implica que puede reproducir sonidos de un bongo, un oboe, un harpa. Aún más, puede hacer sonar todos ellos al mismo tiempo asignándolos digitalmente a cada una de sus cuerdas.

El increíble invento puede conectarse práctiamente a cualquier computadora o dispositivo inteligente de Apple y como trabaja con el estándar de MIDI, conectarse con cientos de aplicaciones musicales desde GarageBand hasta Animoog y ProTools. La cara del aparato es un «fret board» con «cuerdas digitales», asi como un «puente» con seis botones. Todo es sensible al toque, lo que significa que las cuerdas cambiarán con la fuerza y velocidad que se interpreten. Hay una perilla para controlar volumen y un parlante, así como una serie de botones para cambiar programas al instante.

El músico puede interpretar deslizamientos, acordes, vibratos y hasta usar un iPhone como un arco de violín. Según explica la página de Kickstarter, los usuarios pueden cambiar la manera en que interactúan normalmente con un instrumento.

«Básicamente, pueden crear un instrumento con nuevas especificaciones e interpretarlo enseguida. ¿Quieren tocar un piano como guitarra? ¿Tocar el banjo con un arco? ¿Tocar tambores con púa? Listo».

Mike Butera empezó a trabajar en el dispositivo en 2011 luego de obtener su doctorado en estudios de sonido en Virginia Tech. Su sueño, de acuerdo a Kickstarter, fue crear un instrumento que trascendiera el sonido, la edad y la experiencia.

«Nuestra meta es crear la experiencia más sencilla de creación musical a cualquier nivel de habilidad. La música no se trata de equipo. Se trata de la expresión. Cada aspecto de Instrument 1 puede ser modificado para comportarse de la manera que quieras». 

La gran gama de posibilidades que Butera y su equipo han creado con Instrument 1 es realmente sorprendente. Es casi mucho para entender desde el punto de vissta técnico, así que sería mejor que el mismo inventor lo explicara en su video de Kickstarter el cual podés ver por acá:

Vía CoS y Kickstarter.

instrument.jpg