Debajo de la propiedad de Prince en Paisley Park, reside una bóvedad de banco llena de música sin publicar. Ahora, de acuerdo con ABC News, la impenetrable ha sido abierta por Bremer Trust, quien fue nombrado administrador del legado del artista luego de su muerte.

ABC News anotó que Bremer Trust se vio forzado a abrir la bóvedad con un taládro pues solo Prince sabía el código. Dentro de ella, descubrieron suficiente música indédita como para lanzar un álbum nuevo cada año por el próximo siglo.

De acuerdo con la antigua ingeniera de sonido del ícono, Susan Rodgers, la bóveda precede al lanzamiento del disco Purple Rain (1984). «Cuando salí en el ’87 estaba casi llena», explicó a The Guardian.

Queda por verse si la música será revelada en el futuro. Prince no dejó un testamento al momento de su muerte, y desde ya sus familiares están batallando por su herencia.

Vía CoS.