nicklebak.png

Recientemente, un grupo de fanáticos en Richmond, Virginia financiaron exitosamente con donaciones un concierto de Foo Figthers. Esto inspiró a Craig Mandall a crear una campaña similar en su Londres natal, pero con una pequeña variante.

Mandall pretende que una banda no toque en su ciudad. De acuerdo con el London Evening Standard, la campaña de crowdfunding tiene un único objetivo: asegurarse de que Nickelback no toque en Londres nunca más.

Él busca recaudar solamente $1000, los cuales planea donar a beneficiencia. Cada donante recibirá un email escrito por ellos el cual será en viado al manager de Nickelback. Mientras más done la persona, más explícito será el correo. Por $50,

«su donación resultará en un email a Nickelback con un mp3 añadido de música de Nickelback. De esta forma, la banda escuchará su propia música y probablemente se retiren de inmediato, asegurando el éxito de nuestra campaña. También recibirá el bono adicional de no ver a Nickelback, y quizá asegurar que nadie los vuelva a ver jamás».

No está completamente claro cómo mil dólares y una campaña de correos detendrá a Nickleback de presentarse en Londres, pero Mandall se muestra confiado,

«Con su ayuda, aseguraremos que la banda no agende conciertos aquí, ni intente venir aquí, ni siquiera pretendan llamar por teléfono aquí. Solo imaginen a miles, quizá decenas de miles amantes de la música – ninguno de ellos presenciando un concierto de Nickleback en Londres. Sería glorioso».

Quién sabe si la campaña logre su cometido. Aunque en estos tiempos uno nunca sabe. Este año, un suertudo muchacho obtuvo llamado Zack Danger, obtuvo más de $55,000 para hacer ensalada de papa (había pedido solo $10).

¿Más emocionante que Nickelback? Juzguen ustedes.

nickelwhat.jpg